Buscador Informativo

Barcos de guerra de Rusia llegan a La Habana tras realizar maniobras en el Atlántico

Leonaldo Reyes
Leonaldo Reyes junio 12, 2024
Updated 2024/06/12 at 9:23 PM
6 Min Read
Barcos de guerra de Rusia llegan a La Habana tras realizar maniobras en el Atlántico
Comparte

LA HABANA (AP) — Barcos de guerra de la Marina de Rusia, incluidos una fragata y un submarino de propulsión nuclear, llegaron el miércoles al puerto de la capital de Cuba luego de realizar maniobras de práctica en el océano Atlántico que fueron monitoreadas por Estados Unidos.

Los dos primeros buques, un petrolero y un remolcador, atravesaron lentamente la boca de la bahía de La Habana a primera hora de la mañana bajo un aguacero, según pudo confirmar The Associated Press. Las embarcaciones navegaban acompañadas por guías, pequeños botes que dirigían su avance por el estrecho canal de entrada.

Barcos de guerra de Rusia llegan a La Habana tras realizar maniobras en el Atlántico

Poco después los siguió una fragata que fue saludada por 21 salvas de cañón disparadas por sus colegas militares cubanos desde la fortaleza militar de La Cabaña. La embarcación pintada de gris ingresó a la rada local con marineros vestidos de gala y adornada con las banderas de Rusia y Cuba. Finalmente se produjo el ingreso del submarino.

El paso por Cuba de una flota compuesta por la fragata Gorshkov, el submarino nuclear Kazan y dos naves de apoyo —el petrolero Pashin y el remolcador de salvamento Nikolai Chiker— había sido confirmado por la Cancillería cubana la semana pasada en un comunicado, que indicó que el atraque se produciría entre el 12 y el 17 de junio.

Barcos de guerra de Rusia llegan a La Habana tras realizar maniobras en el Atlántico

Muchos cubanos detuvieron sus actividades habituales por la Avenida del Puerto, que corre paralela al canal de entrada de la bahía, para ver el lento paso de las naves y tomarse fotos. No se reportó un incremento de la actividad militar en el área.

Barcos de guerra de Rusia llegan a La Habana tras realizar maniobras en el Atlántico

“Latinoamérica es una zona de paz y Estados Unidos debe tomarlo (a la presencia de las naves de la nación euroasiática) como lo que es, una visita de cortesía”, dijo a AP Doris Vera, una asesora económica de 60 años.

Unos metros más allá, el ingeniero Romualdo Sánchez, de 67 años, indicó que espera que el arribo sea “provechoso” para las relaciones de Cuba y Rusia pero descartó que se convirtiera en “una amenaza para Estados Unidos”.

La víspera el Ministerio de Defensa ruso indicó que las embarcaciones pertenecientes a la Flota del Norte estuvieron realizando maniobras en el Atlántico.

Según esa dependencia la fragata Gorshkov y el submarino de propulsión nuclear Kazán llevaron a cabo el ejercicio, el cual tenía por objeto simular un ataque con misiles contra un grupo de buques enemigos. Las maniobras consistieron en un supuesto ataque contra objetivos marítimos situados a más de 600 kilómetros de distancia.

La semana pasada funcionarios de la administración del presidente estadounidense Joe Biden dijeron que seguirían de cerca las maniobras en aguas internacionales del Caribe aunque no las consideraron ofensivas.

Este miércoles el asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, destacó que no es la primera vez que naves rusas se acercan al área. “Hemos visto estos despliegues navales rusos navegando hacia Cuba durante la administración (de George) Bush, la administración (de Barack) Obama, la administración (de Donad) Trump y ahora la administración Biden. Es algo que observamos de cerca, con atención”

Expertos destacaron, en tanto, la importancia geopolítica de la visita naval rusa en áreas aledañas a Estados Unidos.

Ryan Berg, director del Programa de las Américas del Center for Strategic & International Studies con sede en Washington, dijo a AP en un correo electrónico que “la doctrina militar y de defensa rusa mantiene a América Latina y el Caribe en una posición importante. La región es vista como una esfera de influencia estadounidense y, por tanto, es el contrapeso a la proyección de poder estadounidense en el teatro europeo, especialmente en el exterior cercano de Rusia”.

Agregó que “si bien esto probablemente no sea más que una provocación por parte de Moscú, envía un mensaje sobre la capacidad de Rusia para proyectar poder en el hemisferio occidental con la ayuda de sus aliados y ciertamente mantendrá al ejército estadounidense en alerta máxima mientras esté en el teatro de operaciones”.

El arribo de las naves se produce además en momentos en que el canciller cubano Bruno Rodríguez se encuentra de visita oficial en Moscú, adonde se entrevistó con su homólogo Sergei Lavrov el miércoles. El país euroasático es un fuerte aliado de la isla tanto en el plano ideológico como económico.

Medios de prensa rusos indicaron que Lavrov reafirmó —durante una conferencia de prensa posterior al encuentro con Rodríguez— la intención de Moscú de apoyar a Cuba en reacción a los desastres naturales, las repercusiones por la pandemia de COVID-19 de la cual no ha logrado recuperarse, así como el “efecto drásticamente negativo” de las sanciones de Estados Unidos contra la isla.


Comparte
Share this Article
Leave a comment
error: Content is protected !!